Cuando se trata de alimentarnos de manera saludable la mayoría de nosotros carecemos del sentido común.  Comemos mucha comida chatarra procesada, llenándonos de azúcar y carbohidratos, mientras que no le damos a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita para ser saludable.

No todo es nuestra culpa. Las compañías de alimentos han diseñado sus productos para que sean exactamente lo que nuestro cerebro anhela — nutrientes que no nos satisfacen completamente y nos mantienen comiendo durante todo el día.

CONSEJOS BÁSICOS PARA COMER MÁS SALUDABLE

  • Tu plato de alimentos diarios debe estar compuesto de una mayoría de vegetales y sólo un 1⁄4 del plato debe estar compuesto por carnes y productos lácteos.

  • Llevar una botella de agua para tener fácil acceso al agua.

  • Consume comida que no ha sido procesada — sí la comida viene empaquetada trata de no comerla.
  • Sí compras tus alimentos en el supermercado busca aquellos que se encuentran en los estantes de afuera — toda la comida chatarra se encuentra en el medio de la tienda. 
  • Los niños aprenden de los adultos — si tu comes mejor, ellos tambien lo harán.

  • Cuenta las calorías por un corto periodo de tiempo para entender lo que estás consumiendo diariamente

Hoy más que nunca nos tenemos que mantener alertas a lo que consumimos. No se trata de seguir una dieta restrictiva.

Alimentarse saludablemente se trata de escuchar al cuerpo y entender las señales que nos da para satisfacer nuestras necesidades alimenticias. El escuchar a nuestro organismo nos ayudara a que nuestro cuerpo esté vital y lleno de energía — para que cumpla sus funciones. Comer sanamente se trata de incorporar en tu dieta diaria más granos, frutas y vegetales, comer menos carnes y productos lácteos, y desarrollar hábitos saludables diarios.

Recursos: Eating Real